Iglesia Evangelica Filadelfia
  El comienzo
 

 

EL EVANGELIO AL PUEBLO GITANO.

 
 

 

 
 



En el 1950 Una gitana, visitó un mercadillo y allí había un hermano repartiendo tratados, al pasar esta hermana por su lado le dio un tratado, ella lo cogió y al saber que hablaba de Dios lo guardó en su monedero como si de un amuleto se tratará. Al cabo de unos seis meses un hijo de esta mujer gitana enfermo gravemente.
La familia lo llevó al hospital, cuando los médicos lo examinaron, dijeron a la familia que estaba muy grave que no se podía hacer nada, y que iba a morir en unos días. Toda la familia estuvieron llorando toda la noche en una plaza al lado del hospital. Por la mañana siguiente era domingo, y aquella madre se acordó que un hombre le había dado un tratado que hablaba de Dios, como ella no sabía leer buscó a alguien que le leyera el tratado, encontró una carnicería abierta, entró dentro y le dijo al carnicero: ¡señor léame que dirección dice ahí! El carnicero le dijo: “tenga cuidado es una secta, la dirección es……” La mujer se dirigió a la iglesia, era de las Asambleas de Dios, durante todo el culto estuvo llorando, al terminar el pastor se dirigió a ella y le dijo: ¿Mujer porque llora? Qué le pasa? Respondió y le dijo: “mi hijo está muriendo, los médicos dice que morirá pronto” el pastor le dijo: “Yo oraré por él y Dios lo sanará”.
El pastor fue al hospital y oró por el muchacho, y les dijo: “sigan orando, el Señor lo ha sanado” aquella noche la familia estuvieron clamando al Señor, conforme les había dicho el pastor; los médicos vivieron a revisar al enfermo, los cuales no salían de su asombro, no entendían lo que había pasado, se dirigieron a la familia y les dijeron, que no entendían lo que había pasado, pero que el muchacho estaba completamente sano, y le dieron de alta y salió por su propio pie. La familia lloró tremendamente, si habían llorado para que Dios lo sanara ahora lloraban más dando gracias a Dios, a partir de este momento la vida de esta familia fue transformada, ellos predicaron a otras familias y también se habían convertido. El Problema ahora era que nadie quería hacerse cargo de ellos, nadie quería bautizarles. Buscando a alguien que les ayudasen, escucharon que había un tal Le Cossec que estaba interesado en predicar en el pueblo gitano.
Así, pues, esta familias y Le Cossec se encontraron en Brest, en el mes de septiembre del 1952, es decir dos años después de la corvesión de estas familia. Uno de los jóvenes que de la familia llamado MANDZ dijo unas palabras a Le Cossec que destrozaron su corazón de tal manera que el hermano Le Cossec sintió de parte de Dios dedicarse completamente a ellos.
Mandz invitó a Le Cossec a su carabana y con profunda tristeza le dijo: "Estamos felices de conocer al Señor, hemos pedido a los pastores que nos bauticen, pero nos lo han negado, por lo tanto he decidido irme con mi esposa a un rio, pondré mi Biblia sobre la hierba y diré al Señor: "dijistes que el creyere y fuere bautizado será salvo, después bautizaré a mi esposa y luego ella me bautizara a mi y así estaremos en orden ante el Señor
”.
A partir de este momento, bajo el ministerio de nuestro hermano Le Cossec comenzaría uno de los avivamientos más grandes de nuestro siglo, no sólo por el número sino por los milagros y las transformaciones de vidas cambiadas. Poco después de arreglar a estas familia sus papeles de casamientos y etc, Le Cossec les bautizó, en total a 51 persona. Muy poco tiempo después se multiplico rápidamente, y este evangelio de poder llegaría a España y otras naciones.

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Creado por Ramón Vargas junior.